Construir una casa de ladrillo

Construir una casa de ladrillo, es una gran ventaja; pues el ladrillo es un material que es más fácil de manejar que los bloques convencionales. Son muy sensibles a los cambios de temperatura, adoptan la temperatura del exterior y la transmiten al interior del hogar. Los ladrillos en la construcción tienen una gran cualidad que funcionan perfectamente como aislantes de la humedad; y además  cabe destacar que cumplen una función de acabado decorativo muy llamativa.